Porque ya hemos hablado en alguna ocasión de la cal y los desagradables problemas que nos trae, tanto en casa como en cualquier negocio. Si bien es cierto que aquí, en España, los sistemas de descalcificación actuales nos brindan un servicio impecable para acabar con este problema, recientemente, se está implantando una nueva normativa que regula la instalación de descalcificadores salinos, debido al grave impacto medioambiental que está provocando la presencia de altos niveles de sodio en los descalcificadores tradicionales de sal. Con esta normativa reguladora, lo que se quiere conseguir es, poco a poco, ir controlando el rechazo de agua (salmuera) del descalcificador para que no vaya a la red municipal, como ya se está implantando en países como Dinamarca o varios estados de los Estados Unidos.

 

 

Sistema Descalcificador no salino Génesis

 

El sistema Génesis, toda una revolución ecológica para terminar con ambos problemas. Un descalcificador sin sal, y acondicionador de agua, que además de ser saludable, es ecológico y respeta el medio ambiente. El ahorro mensual con un descalcificador se calcula en base a: La reducción en la factura de la luz, el aumento del tiempo de vida de los electrodomésticos y tuberías, el ahorro en productos químicos como lavavajillas, fregasuelos, antical, incluso champú, o mascarillas. Y si ya tienes un descalcificador salino, si lo cambias por uno sin sal, el ahorro es todavía mayor.

¿Quieres saber más? ¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros y te lo enseñamos!